Atrium, cinematográfico, en AzulOscuroCasiNegro

09/08/2012

Los directores españoles no son propensos a hacer de Madrid una ciudad cinematográfica. A pocos les llama la atención sus edificios de ladrillo visto. Cuentan que les cansa buscar localizaciones, que apenas se conservan resquicios de la ciudad de corte que ha sido… Más allá de Agustín Díaz Yanes, con su Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, han sido directores noveles, como Jonás Trueba con Todas las canciones hablan de mí y Daniel Sánchez Arévalo con AzulOscuroCasiNegro, los que en los últimos años se han atrevido a hablar del Madrid que ellos conocen, el Madrid cotidiano de personajes que deambulan entre edificios y bares, sin apenas encontrarse.

 

Uno de estos personajes es Jorge, el protagonista de AzulOscuroCasiNegro, que acude para realizar una entrevista de trabajo, con su traje impoluto y toda la ilusión a cuestas, a nuestro Edificio Atrium, en Sanchinarro, en la zona Norte de Madrid. Mucho fue el revuelo de aquellas semanas, muchas las historias acumuladas del rodaje… De hecho, muchos de los nuevos inquilinos que acuden a visitar nuestra oficina de información en el propio edificio, interesándose por estas viviendas VPP en régimen de alquiler, aún preguntan por la película, por el rodaje… Son conscientes de estar adentrándose en un edificio cinematográfico, aunque pueda pasar inadvertido a simple vista… Al fin y al cabo, uno no espera que el elemento que se torne como la señal de una vida nueva sea el Edificio Atrium (¿o tal vez sí?).

 

Este edificio, que ya se ha convertido en todo un referente en el barrio, no solo por sus viviendas, sino también por su ubicación, saltaba a la gran pantalla en 2006 con esta película, ganadora de tres premios Goya: Goya al Mejor Director Novel (Daniel Sánchez Arévalo), Goya al Mejor Actor Revelación (Quim Gutiérrez) y Goya al Mejor Actor de Reparto (Antonio de la Torre), además de ser merecedora de otras tres nominaciones.

 

Edificio Atrium. Sanchinarro (Madrid)

 

Para ir abriendo boca os dejamos unas palabras del director, Daniel Sánchez Arévalo, sobre la película: "Azul oscuro casi negro es una historia sobre personajes que luchan contra el destino, contra lo que se supone que está escrito 'en las estrellas'. Personajes atrapados al otro lado del cristal, ese fino cristal apenas perceptible, casi invisible pero imposible de obviar, que les separa de sus sueños, contra el que se golpean constantemente y olvidan a diario con la facilidad de un pececillo de agua dulce. Personajes que no saben diferenciar entre lo que quieren y lo que necesitan, a los que les cuesta renunciar, que lo quieren todo. Y que poco a poco, deberán aprender a dejar de resistirse, a dejar de nadar contra corriente, no como una muestra de conformismo, sino todo lo contrario, asumir sus propias limitaciones, para así poder empezar a avanzar. Poco a poco. Para acabar en un sitio completamente distinto al que soñaban, pero igual más acogedor y placentero." Y para Jorge ese lugar comienza en la Avda. Francisco Pi y Margall.