En busca del toldo perfecto según el tipo de ático

08/09/2014

La primavera es la época estrella para áticos y terrazas. Todo son amaneceres calmos con vistas a la ciudad, tardes de lectura al sol, meriendas al aire libre sin tener que salir de casa o cenas improvisadas. Sin embargo, hay ocasiones en las que, a medida que avanza la primavera, el sol puede llegar a convertirse en un enemigo directo de nuestro ático si no conseguimos mantenernos a resguardo de él en los momentos en los que este se vuelve incesante. Asimismo, nos veremos en la situación contraria durante los meses de otoño e invierno, en los que la lluvia puede entorpecer que disfrutemos de todas esas actividades en el ático.

 

 

Para paliar estas diferencias estacionales y procurar algo de sombra en la terraza cuando el sol luzca en exceso un toldo puede ser la solución. Toldos telón, de brazos articulados, toldos con cofre y semicofre… son muchas las opciones disponibles en el mercado, que combinan funcionalidad con estética y diseño. Veamos las más populares:

 

 

El toldo de brazos articulados. Es una de las opciones más extendidas, funcionales u versátiles, pues se adapta a todo tipo de terrazas. Se compone de una estructura fina pero resistente sobre la cual se monta un tejido.

 

 

Los toldos correderos horizontales están pensados para terrazas, áticos y jardines. Su diseño permite su instalación en espacios muy diferentes. Son muy sencillos de desplazar y permiten un aprovechamiento total del espacio. Estos pueden combinarse, si se desea cerrar por completo el espacio y dotar a este de una mayor privacidad, de un toldo vertical, todo ello con la posibilidad de delimitar al máximo el tipo de tejido empleado.

 

 

Entre todos ellos, destaca una opción, los toldos veranda, ideales para conjugar dos espacios diferentes, ya se trate de hacer que el salón se prolongue hacia la terraza o de delimitar distintas zonas en la terraza, una para comer y otra para el descanso, por ejemplo. Este tipo de toldo también puede plantearse junto a una pérgola de hierro o acero inoxidable, uno de los elementos imprescindibles de toda zona chill out.