Madrid estrena 2014 con rebajas fiscales en la compra de vivienda

14/01/2014

El Año Nuevo ha llegado a Madrid con buenas noticias para el sector inmobiliario: una rebaja de los impuestos que gravan la compra de vivienda, especialmente la de segunda mano. Con esta medida, ya anunciada en octubre de 2013 y que se convertía en realidad el 30 de diciembre del pasado año, se persigue dinamizar el sector y, con ello, el resto de la economía. En un contexto en el que la presión fiscal directa supone casi el 22% del coste final de una vivienda y supera el 30% si se consideran los impuestos indirectos, adquiere crucial importancia esta variación, que los compradores advertirán en forma de ahorro en función del valor del inmueble.

 

Esta rebaja fiscal comprende la reducción del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) del 7% al 6% y del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), que es el que se paga con la constitución de la hipoteca, del 1% al 0,75%. Estos descensos quedan recogidos en la Ley 6/2013 que aprobaba el Gobierno autonómico a finales del pasado año y hacen que Madrid se alce como la región en la que resulta más barato en términos fiscales adquirir una vivienda de segunda mano, pues su 6% del ITP se encuentra muy lejos del 10% de la mayoría de CCAA.

 

Si bien la rebaja del ITP solo afecta a aquellos que apuestan por la vivienda de segunda mano -para una vivienda valorada en unos 200.000€, que estos tributos toman como referencia el valor que la Comunidad deMadrid asigna a la vivienda y no sobre el precio de venta, conllevaría un ahorro de 2.000€-, la disminución del AJD concierne a todos aquellos que adquieran una vivienda a través de un préstamo hipotecario. En este caso, el ahorro oscilaría entre unos 250€ para una vivienda valorada en 100.000€ y unos 625€ si la valoración se encontrara cerca de 250.000€.

 

Por el contrario, otras Comunidades Autónomas, como Cataluña, han optado por incrementar estos tributos, igualando en muchos casos el IVA del 10%, para aumentar la recaudación, mientras que desde Madrid se sostiene que esta reducción en la recaudación se compensará con la dinamización de la actividad económica inmobiliaria.

 

Noticias relacionadas: