El último retrato de los hogares españoles

14/04/2014

Por primera vez el Instituto Nacional de Estadística (INE) publica los resultados de esta Encuesta Continua de Hogares, que recoge información, al estilo del Censo de Población y Viviendas, de las distintas variables sociales y demográficas de los hogares españoles pero con una frecuencia mayor. El análisis de los datos nos sitúa ante el último retrato de los 18.217.300 hogares españoles, compuestos por una media de 2,53 personas, una cifra que continúa disminuyendo con respecto a  las 2,58 personas del último censo de 2011.

 

En cuanto a tamaño, los más frecuentes (30,5% del total) son los compuestos por 2 personas, seguidos de los unipersonales (24,2%) y los formados por 3 personas (18,0%), al tiempo que los hogares de 5 o más personas suponen el 6,1% del total y comprenden al 12,8% de la población española. Son Ceuta y Melilla, Murcia y Andalucía las Comunidades Autónomas con un tamaño medio de hogar más elevado, frente a Asturias, Castilla y León y País Vasco, que figuran en el extremo opuesto.

 

En lo relativo a tipologías, los hogares formados por parejas se alzan como los más numerosos, como la fórmula más extendida. Así, en 2013 había en España 10,3 millones de hogares compuestos por parejas (con o sin hijos). De estas, el 86,3% son parejas de derecho y el 13,7% parejas de hecho, al tiempo que el 86,0% están integradas por miembros de nacionalidad española, el 8,2% por parejas de extranjeros y el 5,8% por una persona española y otra extranjera.

 

Frente a estos, sobresalen los 4.412.000 hogares unipersonales, cuya composición es muy peculiar: el 40,9% del total lo integran personas de 65 o más años, de las que el 72,5% son mujeres. Por el contrario, los hombres predominan en el grupo de personas menores de 65 años que viven solas. Además, estas diferencias se disparan en cuanto a estado civil: en el 58,7% de los hogares en los que vive un hombre, ese este está solter, mientras que el 48,4% de las mujeres que viven solas son viudas. En sí, uno de cada cuatro hombres de entre 40 y 44 años viven solos y algo más de una de cada cuatro mujeres de entre 75 y 84 años viven solas. En edades tempranas, en menores de 25 años, la propensión a vivir solos es del 1,3%.

 

Este porcentaje mínimo en hogares unipersonales jóvenes responde en parte a la tardía emancipación. Una de cada tres personas de entre 25 y 34 años aún no se ha independizado. Esta tasa es mucho menor entre los más jóvenes (uno de cada dos jóvenes sigue viviendo con sus padres), frente a los uno de cada cinco jóvenes de entre 30 y 34 años. En el caso de los hogares monoparentales, el 82,7% del total están formados por madre con hijos, un porcentaje que ha crecido levemente con respecto a 2011 al tiempo que se ha reducido el de los padres con hijos.

 

¿Cómo son recogidas estas tendencias por la vivienda? El 78,9% de los hogares ocupa una vivienda de la que son propietarios, ya cuenten con pagos pendientes o no. De hecho, la proporción de hogares con pagos pendientes se ha reducido del 32,9% de 2011 al 30,1% de 2013. En lo que compete al régimen de tenencia de la vivienda, el criterio con mayor peso es el de la nacionalidad: el 56,9% de hogares con algún miembro extrranjero viven de alquiler frente al 10,4% de los hogares con todos sus miembros de nacionalidad española.

 

En Ebrosa nos esforzamos por recoger todas estas tendencias, por procurar incorporar a nuestras promociones estos rasgos. Y es que a lo largo de los últimos cincuenta años la población española ha experimentado grandes cambios en cuanto a composición familiar y formas de habitar el espacio y en Ebrosa nos esforzamos por incorporar todas ellas a nuestros proyectos, conscientes de que es el cuidado de los pequeños detalles, como disponer de un salón amplio en el que reunir a toda la familia o cocinas con tendedero, los que confieren una mayor calidad de vida en el hogar.

 

Noticias relacionadas: