Césped artificial para terrazas: opciones para todos los gustos

26/03/2015

Ya no precisas disponer de un gran jardín para poder disfrutar en casa de un pedacito de hierba, aunque no sea auténtica. El césped artificial, con su variado abanico de opciones y modelos, hace que sea posible instaurar nuestro propio refugio verde en medio de la ciudad en la terraza o el balcón, de manera sencilla y económica. Con ello, un toque más de vitalidad y frescura para tus desayunos, comidas, cenas... en la terraza, una atmósfera más íntima para tomar el sol, un mini parque casero para los más pequeños... o un rincón de diseño en casa, puesto que la gama de opciones es muy variada. 

 

3, 2, 1... ¡A por la instalación!

 

Antes de lanzarnos a la colocación de nuestro inesperado jardín en la terraza, hemos de estudiar la zona, sus dimensiones y características (será muy importante disponer de una buena impermeabilización y de desagüe y toma de agua en superficies amplias para realizar las tareas de limpieza), así como atender a la superficie sobre la cual vamos a instalar el césped (arena, cemento, baldosas...), puesto que ello determinará el tipo de césped elegido. El primer paso será limpiar a fondo la superficie sobre la que lo instalaremos y, seguidamente, extender los paños de césped (todos en el mismo sentido) para marcar las líneas de corte. Tendremos que cortar las piezas e irlas colocando en posición, previendo posibles ajustes de última hora y, una vez dispuesto todo, pasaremos a fijar con el adhesivo las tiras, cuidando especialmente las uniones entre piezas. El producto empleado para la fijación dependerá del tipo de césped elegido. Por último, cespillaremos todo el conjunto para levantar el pelo y darle un aspecto uniforme.

 

¿Quién dijo "verde"?

Existen distintos modelos de césped artificial y no todos son verdes, lo que nos permitirá jugar con la composición de esta "moqueta" y con los colores predominantes en el mobiliario de exterior para componer un diseño llamativo. La diversidad de formatos (en bobinas, al corte...) hace que se adapte a todo tipo de superficies y la combinación de características -de lo más variada (la altura del pelo, la suavidad, la densidad, la resistencia al tránsito...)- facilitan que podamos adaptar este a nuestras preferencias y al uso que vayamos a darle, procurando un mayor confort.  En lo relativo a diseño, la variedad cromática es muy variada: negro, violeta, azul, rojo, blanco..., lo que nos permite disponer divertidas composiones, sofisticadas y personalizadas.

Además, no sólo hemos de contemplar instalarlo a lo largo de toda la superficie de la terraza, sino que también podemos atrevernos con composiciones más originales. Trazar un sendero de césped artificial, delimitar un tablero cuadrangular... las posibilidades son todas aquellas que alcancemos a imaginar.

 

Además, con olor a hierba recién cortada

La sensación de "artificialidad" también puede combatirse de manera sencilla.  Para ello existen diversos sprays en el mercado que permiten dotar a esta de vitalidad y hacernos sentir en un jardín con hierba recién cortada. Además de aportar ese olor a hierba a nuestro césped artificial, también cuentan con una función higienizadora, con efecto desinfectante y fungicida, que ayuda a que nuestro césped recupere su suavidad y textura al tiempo que lo perfuma. 

 

¿Cómo mantenerlo a punto?

Aunque es muy sencillo, el cuidado del césped artificial no ha de pasarse por alto para mantenerlo en buen estado y preservar su vida útil. Su mantenimiento gira en torno a dos ideas: mantenerlo limpio y cepillar sus fibras de manera recurrente para conservarlas levantadas. En lo relativo a limpieza, habrá que eliminar las hojas secas y demás restos que puedan acumularse sobre él al estar al aire libre, además de deshacerse del polvo que sobre él se deposite con algo de agua. Las manchas más concretas se erradicarán con productos específicos o con agua y jabón, aunque los materiales que componen el césped artificial suelen ser bastante resistentes a la mayor parte de manchas comunes (líquidas), puesto que tienden a no absorver la humedad. Es probable que, con el tiempo, las esquinas y juntas entre las piezas tiendan a levantarse, algo que puede solucionarse con un adhesivo.

 

Imágenes: Hogar útil,  Turfgrass, Greendland Jardines, Tierra Savbia

 

Noticias relacionadas: