Cómo tomar el sol de manera segura en la terraza

08/07/2015

Con la llegada del verano, la operación bronceado se cuela entre nuestras preocupaciones y mientras algunos andan a la caza de cualquier terraza en la que disfrutar del sol, otros ya cuentan con un lugar privilegiado en casa para ello: su terraza. Que no estés de vacaciones aún no tiene que implicar renunciar a tomar el sol y qué mejor sitio para hacerlo que en casa, donde podemos disfrutar de todo tipo de comodidades: alternar tomar el sol con otras actividades, calmar nuestra sed con una visita a la cocina,  la privacidad que confiere hacerlo en casa... Eso sí: no hemos de perder nunca de vista la seguridad, para que nuestros momentos de bienestar en la terraza no pongan en riesgo nuestra salud. 

 

Hidratación: por fuera y por dentro

No sólo hemos de procurar beber agua o refrescos (o, incluso, un cóctel) cuando tomamos el sol para paliar la pérdida de líquidos, sino que también nuestra piel ha de estar convenientemente hidratada para afrontar la exposición solar. Se recomienda utilizar una crema de protección solar  y también hidratar ésta tras las horas de sol. Además, el consumo de algunos alimentos, como la zanahoria, el tomate o el melocotón, nos ayudarán a mantener un bronceado bonito y saludable. Así, podemos acompañar nuestro baño de sol de un refrescante zumo de zanahoria que, además de hidratarnos durante la exposición y reportarnos muchos nutrientes y vitaminas, contribuirá a asentar el bronceado que estamos consiguiendo en ese momento.

 

La sombra, tu aliada en las horas centrales del día

Los expertos recomiendan evitar la exposición al sol o, al menos, protegernos de ella convenientemente durante las horas centrales del día, entre las 12 y las 16h, en las que sus radiaciones son más agresivas, y en estos momentos la sombra puede convertirse en nuestro mejor aliado. una pequeña siesta al resguardo del sol, unas horas de lectura bajo la pérgola, retirarse durante unos minutos para disfrutar de un capítulo de tu serie preferida pueden ser una buena opción para tomarte un descanso del sol más agresivo del mediodía. Conscientes de ello, en Ebrosa procuramos dotar las terrazas de nuestros áticos de distintos elementos que nos permitan combinar sol y sombra para encontrar el lugar perfecto en función del momento del día.

 

Imprescindible: disfrutar tomando el sol

 Además de cuidar las cuestiones de salud, no hemos de pasar por alto uno de los aspectos más relevantes: disfrutar de un agradable momento al sol. No se trata de una competición entre éste y nosotros por ver quién aguanta más horas bajo sus rayos, sino que hemos de procurar pasar un momento de relax y calma, que combinemos con ratos a la sombra o con un almuerzo bajo la pérgola de la terraza. El colofón ideal puede ser una ducha en la terraza para eliminar los rastros de crema protectora y refrescarnos antes de cruzar las puertas y regresar al salón.

 

Noticias relacionadas: